Resistividad Eléctrica

La resistividad eléctrica o resistencia eléctrica es una propiedad fundamental del material que cuantifica la fuerza con la que un material dado se opone al flujo de corriente eléctrica. Una resistividad baja indica un material que permite fácilmente el flujo de corriente eléctrica. La unidad en el SI de resistividad eléctrica es el ohm por metro (Ω⋅m). El recíproco de la resistividad eléctrica es la conductividad eléctrica, que mide la capacidad de un material para conducir una corriente eléctrica.  

 

Figura de mérito (valor ZT)

La eficiencia de los materiales / dispositivos termoeléctricos se caracteriza por la figura de mérito, ZT: 

La eficiencia aumenta con el valor de ZT. No existe un límite superior teórico para ZT, y cuando ZT se acerca al infinito, la eficiencia termoeléctrica se acerca al límite de Carnot. Sin embargo, ningún material termoeléctrico conocido presenta un ZT> 3 (hasta 2018). Cuanto mayor sea la eficiencia, mayor será la energía eléctrica generada mediante el uso de energía térmica desperdiciada (por ejemplo, en generadores termoeléctricos, centrales eléctricas o generación de energía solar térmica). 

El objetivo de los investigadores de materiales es encontrar un material termoeléctrico con el coefficiente de Seebeck más alto posible, la conductividad eléctrica más alta posible y la conductividad térmica más baja posible al mismo tiempo. Esto plantea un gran desafío porque la conductividad térmica y eléctrica tienen una proporcionalidad directA

Todas las propiedades necesarias para la caracterización de materiales termoeléctricos se pueden medir utilizando los sistemas NETZSCH LFA junto con el SBA 458 Nemesis®.   

 


Métodos relacionados

LFA

 

SBA